1.11. Hasta el día de la resurrección

Evidentemente, y por mucho que sorprenda a numerosas personas, no se nos da nuestra recompensa en el momento de la muerte. Es claro que la muerte es sencillamente una cesación de la vida hasta que ésta resulta restaurada en la resurrección.

¿Puedo pedirte que razonaras conmigo por un momento? ¿Crees que habrá una resurrección en el dia final? Por supuesto que sí. Este ha sido uno de los pilares de la fe cristiana durante siglos. En todas las Escrituras se lo sostiene como la única esperanza para el futuro.

Pero ahora permíteme que te haga una pregunta: ¿Por qué necesitaríamos una resurrección si, como algunos creen, ya hemos ido al lugar de nuestra recompensa al morir? Si estuviéramos gozando la felicidad del hogar de los salvados, ¿querría Dios que regresáramos a la tumba para poder ser llamados de nuevo en la hora de la resurrección?

Hay algo que anda mal aquí. Y creo que esta inconsecuencia que se ha introducido en la iglesia cristiana hace siglos ha hecho que incontables personas perdieran su confianza en la iglesia.

Otra pregunta: ¿Crees en el juicio del día final? Las Escrituras dicen: "Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo" (Hechos 17:31). ¿Pero por qué necesitarían los hombres un juicio si ya hubieran sido recompensados en ocasión de la muerte? ¿No han sido ya juzgados?

Además, creemos que Jesús regresará a esta tierra, y el propósito reconocido de su venida es el de recibir a sus hijos. Él dijo: "Vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:3).

Dime, ¿Haces tu un viaje para ir a buscar a algún ser amado si ya lo tienes contigo? ¿Por qué necesitaría venir Jesús de vuelta a la tierra y llamar a los suyos de las tumbas si ya estuvieran con él?

NO. De acuerdo con las Escrituras la muerte no significa ir al cielo. No significa ir al infierno. No significa ir al purgatorio. La muerte no significa ir al mundo de los espíritus. No significa ir a ninguna parte. La muerte sencillamente significa una cesación de la vida hasta la resurrección.

Dónde, pues, se halla nuestro amigo el Soldado Desconocido? Según las Escrituras, él está sencillamente descansando en la tumba custodiada - inconsciente de los honores que se acumulan sobre él - aguardando en silencio el dia de la resurrección.

Esto es bíblico.